enero 23, 2011

Volviento

Me desacostumbré a tu ausencia.
Me desacostumbré a tenerte lejos de mí. 
Me llenaste de mimos y caricias, de abrazos y nubes de algodón.
Me hiciste tuya y me atrapaste.
Justo cuando estaba envuelta en ti, te esfumaste. Te desapareciste como un grito al viento, con el mismo grito que clamé tu nombre al cielo, que resonaba en el desierto.
Te busco y no te encuentro, solo en mi pensamiento te veo. 
En tus brazos estaba y me descobijaste.
Ahora, me siento a esperar que regreses por mí.
Sé que lo harás porque lo prometiste, y mi padre me enseñó que un contrato no se puede cancelar.
Te aseguro que te voy a aguardar


10 comentarios:

  1. o como la foto.. al rpincipio no vi a la persona que etsa sentada encima.

    Me encanto la entrada, me llego me gusto esta frase sobre todo "Sé que lo harás porque lo prometiste, y mi padre me enseñó que un contrato no se puede cancelar"

    Un beso ♥

    ResponderEliminar
  2. que hermoso, de una forma que entiendo muy bien me llega u.u que estés bien. Un abrazo ♥

    ResponderEliminar
  3. Que lindo..
    Muy lindo blog!
    Saludos !
    Buena vida ~

    ResponderEliminar
  4. Tanto el texto como la fotografía son realmente perfectos!♥

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho tu blog, te sigo!

    ResponderEliminar